women looking at the Eiffel tower

¿Quieres aprender francés? ¿La idea de hablar un idioma hermoso te llama la atención? Tal vez sueñas con pasear por París, conocer la Torre Eiffel y caminar por Campos Elíseos o saborear un croissant en un café parisino.

Sea cual sea la razón, si llegaste a este artículo, está claro que quieres dar el primer paso.

Te voy a decir cuáles son las mejores prácticas para aprender francés desde cero.

Como principiante, puede que sientas una mezcla de emoción y nervios sobre el proceso de aprendizaje y las herramientas que necesitas para alcanzar tu objetivo. 

Es normal sentirse abrumado por lo desconocido, preguntarte si tienes lo que “hace falta” para tener éxito. ¡No te preocupes! Es un sentimiento compartido por muchos. Solo respira hondo y concéntrate en tu curiosidad y tus ganas de aprender.

Por mi parte, como profesor de francés desde hace más de 15 años, mi objetivo es ayudar y guiar a personas como tú a alcanzar su meta. ¡Así que no estás solo!

Mi intención con este artículo es ponerte en el buen camino desde el principio, dándote los que considero son CONSEJOS IMPORTANTES para que aprendas francés de forma eficaz.

¿Estás listo para descubrir mis 5 mejores consejos para aprender francés como principiante? ¡Vamos!

1. La importancia de practicar

Seguro has buscado en Internet los métodos más eficaces y eficientes para aprender francés. Pues déjame decirte ( SPOILER ALERT ), no hay sustituto para la práctica 🤓.

Entonces, aquí está el mejor consejo de todos:

¡Practica!

¡Practica!

¡Practica!

Claro que es un reto, pero créeme cuando te digo que la recompensa vale la pena. La clave del éxito en el aprendizaje del francés está en tu capacidad para sumergirte en la lengua y la cultura 🇫🇷🥐. Puede que a veces no sea tan fácil y encuentres dificultades e incluso momentos de desánimo, pero nunca olvides que “la práctica hace al maestro”.

Al iniciar, es importante que recuerdes que aprender un idioma -el que sea- implica cuatro habilidades principales: leer, escuchar, escribir y hablar. 

Para progresar rápidamente, hay que practicar cada una de estas habilidades tanto como sea posible. Y, gracias a la gran cantidad de recursos disponibles en Internet, nunca ha sido mejor momento para hacerlo como ahora.

Desde páginas web en francés hasta diccionarios gratuitos, traductores, vídeos y cuentas en redes sociales dedicadas a la enseñanza del francés, Internet es tu patio de recreo. Con un poco de motivación y curiosidad, las posibilidades son infinitas.

No dejes que el miedo a progresar lentamente te frene. Cree en ti mismo y en tus capacidades, y haz que la práctica del francés forme parte de tu rutina diaria. ¡Sí puedes! 💪🏽

2. ¿Por qué la diversión es clave para aprender francés?

Tu actitud mientras aprendes francés puede afectar en gran medida tu resultado. No importa si se trata de un pasatiempo o de una obligación por la escuela o el trabajo. En este último caso, es comprensible que te sientas presionado y estresado, pero no dejes que te consuma.

Independientemente de tu motivación, el objetivo es aprender eficazmente. Y para conseguirlo, debes mantener las ganas de aprender a largo plazo. Es crucial hacer que el proceso de aprendizaje sea agradable y no lo sientas como una carga.

Aprender francés desde cero: divertirte!

Cada sesión de estudio debe ser un momento para disfrutar. Tómate un descanso de tus tareas diarias, ponte cómodo, prepara tu bebida favorita y sumérgete en la lengua francesa.

Creo firmemente que la buena actitud y el ánimo son más eficaces para lograr buenos resultados que el rigor y las exigencias. Trátate a ti mismo con la misma compasión y respeto, y verás cómo avanzas a pasos agigantados en tu camino hacia dominar el francés.

3. Sí, hay que empezar por lo básico, ¿cómo?

Aprender francés puede ser una tarea abrumadora, tiene una gramática compleja y una pronunciación complicada. Para progresar, es importante seguir un enfoque estructurado para dar prioridad a las destrezas y conocimientos esenciales. Básicamente, no se aprende el tiempo futuro antes que el tiempo presente.

Uno de los mejores recursos para lograrlo es el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER). Este marco proporciona una hoja de ruta para el aprendizaje de idiomas, con niveles claramente definidos y los objetivos correspondientes para cada nivel. Es la referencia al currículo de aprendizaje del francés (y también de otros idiomas) a partir de la cual se organizan los diplomas A1, A2, B1, B2, C1 y C2. ¿Has oído hablar alguna vez de estos niveles?

Aprender francés desde cero: programa

Para aprender francés para principiantes, el nivel A1 (Acceso) es el punto de partida. En este nivel, la atención se centra en dominar frases y expresiones básicas, así como habilidades de conversación sencillas, como presentarse y hacer y responder preguntas.

Pero incluso con esta hoja de ruta, puede ser difícil para los estudiantes saber dónde centrar sus esfuerzos y en qué áreas necesitan trabajar. Ahí es donde entra en juego un buen profesor de francés. Un profesor puede dar orientación y apoyo personalizados, ayudando a los estudiantes a identificar sus puntos fuertes y débiles para adaptar su plan de aprendizaje.

4. Ventajas de tener un profesor de francés

Siendo sincero, me encantaría ser ese profesor, pero la verdad es que hay una gran variedad de recursos disponibles en Internet para ayudarte a aprender francés si eres principiante. Con un poco de autodisciplina y dedicación, seguro que puedes progresar por tu cuenta.

Sin embargo, no hay que desestimar el papel de un profesor en el proceso de aprendizaje de idiomas. Un profesor cualificado puede guiarte, manteniéndote centrado en tus prioridades y ayudándote a alcanzar tus objetivos. Basándose en su experiencia, un profesor te simplificará los conceptos difíciles y te proporcionará múltiples explicaciones hasta que los entiendas y domines.

Aprender francés desde cero: profesor

La verdad, un aspecto realmente difícil de dominar sin un profesor es la pronunciación. El oído entrenado de un profesor puede captar los matices de tu habla y darte comentarios correctivos, lo que te permitirá perfeccionar tu acento y mejorar tus habilidades de comunicación en general.

Otra ventaja importante de tener un profesor es la motivación y la responsabilidad que conlleva. Un profesor puede fijarte objetivos alcanzables y darte su opinión con regularidad, dos factores cruciales para mantenerte motivado y en el buen camino.

Por último, no olvidemos el aspecto cultural del aprendizaje de idiomas. Un profesor tiene valiosos conocimientos sobre la lengua y la cultura que representa, todo eso te ayudará a comunicarte con mayor eficacia y a comprender a la gente y las costumbres del mundo francófono.

Así que, no subestimes el valor de contar con un buen profesor. Ellos pueden proporcionarte orientación, apoyo y una experiencia de aprendizaje personalizada que acelerará tu progreso y hará que tu aprendizaje del francés sea más agradable.

5. Paciencia es la habilidad básica que debes tener para aprender francés desde cero

Hay una hermosa expresión francesa que realmente resuena en mí: “À coeur vaillant rien d’impossible”. Significa que con valor y convicción inquebrantables, podemos triunfar sobre cualquier reto que se nos presente. Aprender francés no es una hazaña fácil, y se necesita valor y determinación para tener éxito. No quiero desanimarte, pero creo que es esencial ser honesto sobre las posibles dificultades que puedes encontrar en el camino.

Como ya hemos dicho, el francés es un idioma difícil de dominar, con sus complejas reglas gramaticales y su pronunciación particular. Se necesita tiempo y paciencia para acostumbrar al oído a los sonidos únicos de la lengua francesa, y la boca tendrá que aprender nuevos patrones para producir el acento y la pronunciación correctos.

Viviendo en un mundo en el que estamos acostumbrados a la gratificación instantánea y a los resultados inmediatos, puede resultar difícil aceptar que aprender un idioma, especialmente el francés, no funciona así. 

Para dominar el idioma, hay que dar un pequeño paso cada vez, celebrando cada victoria en el camino. Es un viaje que requiere persistencia, autoayuda y, lo más importante, paciencia.

Pero déjame decirte que las recompensas de aprender francés son muchas. La alegría de poder comunicarte con gente nueva, la capacidad de apreciar la rica cultura e historia de Francia y la sensación de logro que sentirás una vez que domines el idioma, son solo algunos de los muchos beneficios.

Así que, con valor y determinación, embárcate en este hermoso viaje de aprender francés. Cree en ti mismo, ve paso a paso y confía en que lo conseguirás. Y no te olvides de celebrar cada pequeña victoria por el camino, con una copa de vino francés 🍷 o champán 🍾, por ejemplo. Santé !

Aprender francés desde cero: santé !